Entrevista exclusiva al padre de la teología de la liberación, Gustavo Gutiérrez, en su 80 aniversario

Gente CEB - General
La teología como carta de amor
Pocos son los creadores de una ruptura epistemológica. En el campo de la filosofía occidental moderna fueron creadores Descartes, Kant, Hegel, Marx, Heidegger.
En teología destacaron Tomás de Aquino, Lutero, Bultmann, Rahner. Gustavo Gutiérrez abrió un camino nuevo y prometedor para el pensamiento teológico, descubrió una nueva manera de hacer teología’. Son palabras certeras del teólogo Leonardo Boff.

OPCION POR LOS POBRES Evaluación y desafíos

Gustavo Gutiérrez

La Opción Preferencial por los Pobres es la contribución más importante, en nuestro tiempo, de la vida y la reflexión de los cristianos de América Latina a la conciencia eclesial universal. Intentaré presentar el tema en tres partes. La primera será una rápida visión histórica de eso que hoy se flama opción preferencial par los pobres. En la segunda parte trataré de precisar el sentido de esa expresión. La tercera parte, más corta, la dedicaré a !o que en tiempos más recientes se ha empezado a llamar la nueva evangelización.

LA VIVENCIA DE LA ESPIRITUALIDAD EN LAS EXPERIENCIAS ESTUDIANTILES SLA MIEC-JECI

Sobre la experiencia de Dios y del seguimiento a Jesucristo no es posible hablar de un modelo singular entre los jóvenes estudiantes, ya que esta es una dimensión de vida que experimenta cada creyente de forma particular. Ella depende del como fue revelada la presencia de Dios en su vida.
Constatamos entre las experiencias estudiantiles una diversidad de expresiones que caracterizan su manera de vivir la espiritualidad. Hay, sin embargo, elementos generales comunes que orientan la espiritualidad de sus comunidades y que dan sentido a un proyecto común, que compartimos entre jóvenes de diferentes países, de diferentes culturas. Les ofrecemos a continuación algunos rasgos de la espiritualidad que nos identifica.

ACTUAR, ORAR Y PENSAR!

Díficil unidad...

ACTUAR, ORAR Y PENSAR!

Hay oportunidades en la vida que no suelen presentarse con frecuencia. Convencidos de aquello y aprovechando la fugaz visita que nos hiciera en diciembre el maestro Buenaventura Pelegrí, antiguo y muy querido ex asesor latinoamericano y mundial del MIEC y la JECI, Andrés Jacobs y Ana Cosamalón lo entrevistaron sobre el tema de la formación. Estas son sus palabras.

La formación en el Movimiento ha sido siempre el intento de desarrollar integralmente todas las dimensiones constitutivas del militante como ser humano, es decir, tanto su aspecto intelectual como el plano de su voluntad y decisión para la acción. Sin perder de vista la dimensión de la afectividad que, pese a su extraordinaria importancia, no mereció hasta ahora una preocupación especial a nivel formativo.

Vigencia y actualidad de la Revisión de Vida

Luis Fernando Crespo

La Revisión de Hechos de Vida (RHV) surgió y se desarrolló como un método de formación cristiana en los movimientos de Acción Católica que apuntaban a la formación de militantes, personas adultas en la fe y comprometidas en el seguimiento de Jesús, con la voluntad de transformar la sociedad en la perspectiva del reino de Dios, protagonistas en la tarea de imprimir un sentido a la historia hacia formas más justas, fraternas y solidarias.

La Asesoría en la JEC

I. ALGUNAS AFIRMACIONES SOBRE LA IGLESIA

Normalmente, la reflexión sobre el movimiento y concretamente sobre la asesoría se hace a partir de determinadas cuestiones sobre la existencia y la misión de la Iglesia. Si leemos los diversos documentos o síntesis de reuniones, estas afirmaciones están presentadas de manera implícita o explicita. Entre estas, y sin pretender elaborar una eclesiología completa o sistemática, encontramos ciertas afirmaciones de alta pertinencia en lo que concierne a la Iglesia en nuestro movimientos. Ellas nos ayudan a situar nuestro proyecto de movimiento y nuestra concepción de la asesoría. El Concilio Vaticano II (“Lumen Gentium” y “Gaudium et Spes” principalmente) constituye la referencia más importantes, completada por una serie de otro documentos pontificios (sobre todo la “Evangelium Nuntiandi”), de episcopados y comunidades de diferentes continentes.7

Movimientos de A.C. especializada en el siglo XXI. Aportes para la reflexión

Este Memo. es una primera aproximación, y debe ser complementado tanto por la discusión interna del MIIC como por las discusiones con los otros Movimientos participantes del proceso de discusión.

I – ENFOQUE DEL TEMA.

Partimos de la convicción de que nuestros Movimientos son pertinentes y útiles para el futuro, que “tienen algo que decir y que hacer” en la Iglesia y en la sociedad. A la vez, somos conscientes de que se encuentran desafiados y sufren dificultades en su propia estructura y en su relacionamiento con el contexto.

No es nuevo, ni en la Iglesia ni en la sociedad, que grupos portadores de fuertes intuiciones, que asumen un rol protagónico en determinadas coyunturas y contextos, difundan su mensaje más allá de sus propias fronteras, sufran cuestionamientos provenientes de los cambios de contexto en que surgieron, y caigan en una cierta perplejidad hasta que logren redefinir sus intuiciones básicas y su función.

Interrogando el Proyecto: ¿De qué formación hablamos?

¿Qué es y en qué consiste la formación en un Movimiento como el nuestro? ¿Cuáles son los criterios y las referencias que debemos tener presentes al momento de formular un Plan de Formación para nuestros miembros? Aunque estas preguntas no encontrarán siempre una misma respuesta, el Equipo de este Secretariado quiso expresar su reflexión al respecto.

Echar una mirada sobre el camino recorrido por nuestro Movimiento en América Latina, permite comprobar que una de sus características más importantes ha sido la de tomar cristianos comprometidos con la transformación de toda expresión de injusticia y opresión; y con la construcción de una sociedad distinta.

Esta formación recibida por nuestros miembros ha dependido, en sus rasgos más específicos, de las distintas épocas y contextos históricos vividos por el Movimiento y de las consiguientes prioridades que correspondieron a esos momentos, en su búsqueda de fidelidad a su misión evangelizadora. Para nuestro Movimiento, la práctica ha sido siempre la fuente esencial de su espiritualidad. Aquello que denominamos compromiso concreto ha constituído la manera de hacer realidad el amor por el otro. Pero hoy en el Movimiento se vuelve a tomar conciencia de la necesidad de contar, simúltaneamente,con una formación acorde con las exigencias de ese compromiso y del medio específico en el que realizamos nuestra tarea evangelizadora.

Actuar, Orar y Pensar

Díficil unidad...

ACTUAR, ORAR Y PENSAR!

Hay oportunidades en la vida que no suelen presentarse con frecuencia. Convencidos de aquello y aprovechando la fugaz visita que nos hiciera en diciembre el maestro Buenaventura Pelegrí, antiguo y muy querido ex asesor latinoamericano y mundial del MIEC y la JECI, Andrés Jacobs y Ana Cosamalón lo entrevistaron sobre el tema de la formación. Estas son sus palabras.

La formación en el Movimiento ha sido siempre el intento de desarrollar integralmente todas las dimensiones constitutivas del militante como ser humano, es decir, tanto su aspecto intelectual como el plano de su voluntad y decisión para la acción. Sin perder de vista la dimensión de la afectividad que, pese a su extraordinaria importancia, no mereció hasta ahora una preocupación especial a nivel formativo.

Syndicate content